2018-07-23

ACERERA NIPONA DE 112 AÑOS, ENJUICIADA POR FALSOS INFORMES DE CALIDAD.

En octubre del 2017 El Metalmecánico posteó sobre el escándalo de Kobe Steel, la tercera empresa productora de acero de Japón, sobre la que recayeron acusaciones acerca de la falsificación de resultados en los test de resistencia de acero, aluminio y cobre para distinto tipo de usos. Acusaciones que terminaron en un reconocimiento por parte de la alta gerencia, la que en ese momento se deslindó de la responsabilidad de la obtención, manipulación y distribución de datos adulterados tendientes a mantener cuotas de mercado. El remezón provocó acciones inmediatas y se dio inicio a una investigación global en los cinco continentes, acerca del impacto que dicho comportamiento fraudulento podría tener en los distintos países donde sus metales se utilizan en piezas y partes para la fabricación desde electrodomésticos a módulos aeroespaciales. Pues bien, el jueves 19 recién pasado, la empresa ha sido llamada a juicio por el Fiscal del Distrito de Tokio bajo la acusación de haber violado la ley de la justa competencia.

Hiroya Kawasaki (de pelo cano), Chairman de Kobe Steel, disculpándose el año pasado ante el ministerio de economía japonés por la falsificación de datos.

En una operación conjunta realizada el mes pasado entre la oficina del fiscal y la policía, se irrumpió en las oficinas matrices de las ciudades de Tokio y Kobe, levantándose importante evidencia física y virtual que dio más peso a la acusación con la que se da inicio a proceso judicial que sin duda será largo. La fianza en un caso de estas características en los tribunales de Tokio es de $2,7 millones, que deberá pagar la compañía para preparar su defensa. Medios locales reportaron que la fiscalía no pretende perseguir personas, sino más bien a la corporación, la que parecía venirse preparando para un golpe de estas características con una suerte de puesta en escena de conductas de arrepentimiento y colaboración, en la que se enmarcó por ejemplo la información hecha pública por la compañía el mes de marzo sobre una investigación externa que dio como resultado la confirmación de las manipulaciones en los controles de calidad desde los años 70 y que a lo menos 40 personas del nivel gerencial estaban al tanto de la falsificación de datos. Un bochorno de estas dimensiones trajo por lo menos inquietud a uno de los compradores importantes de Kobe Steel, la industria aeronáutica norteamericana, que ha dado inicio a su propia investigación dentro del mercado de Estados Unidos y hasta ahora no ha arrojado evidencia de cualquier tipo de falla en materiales utilizados.

 

FUENTE: BLOOMBERG, EL METALMECANICO, NIKKEI ASIAN REVIEW